Noticias

Este documento PDF se abrirá en pestaña nueva 

El Gobierno Vasco anunció ayer el cierre de todos los bares y restaurantes, así como los salones de juego desde el 7 de noviembre, sábado. Pero además decidió adelantar una hora el toque de queda, a las 22.00 horas, y obligó a cerrar todos los establecimientos comerciales a las 21.00 horas como consecuencia de la grave expansión del Covid.

En la reunión que celebró el consejo asesor del LABI (Plan de Protección Civil de Euskadi), el Gobierno vasco decidió decretar el cierre de establecimientos de hostelería y restauración. Discotecas, lonjas juveniles y txokos ya estaban clausurados. Quedan excluidos de la nueva medida los comedores de hoteles y otros alojamientos para el servicio a personas residentes. También se podrán preparar y servir comidas a domicilio o recogida con cita previa, hasta las 21.00 horas. Esta limitación tampoco afecta a los servicios de restauración incluidos en gasolineras y áreas de servicio, en centros sanitarios y sociosanitarios, así como a comedores escolares, laborales y sociales.

Otro de los sectores en el que más impactarán las nuevas restricciones serán en los locales de las grandes superficies comerciales que cerraban a las 22.00 horas, ya que desde mañana se limitarán las actividades socioeconómicas a las 21.00 horas. Esta limitación afectará a todos los establecimientos, con excepción de farmacias y estaciones de servicio. Por otra parte, se reducirá el aforo en los centros de culto al 35%.

La cultura y el deporte

La cultura será otra de las damnificadas por los vetos. El órgano constituido para el seguimiento del covid decidió que toda actividad, espectáculo o evento cultural deberá finalizar antes de las 21.00 horas. Asimismo, se suspenden los ensayos colectivos de espectáculos artísticos y las actuaciones músico-vocales o de danzas no profesionales.

El deporte también se verá afectado por la nueva regulación. De esa forma, se suspenderá cualquier tipo de actividad deportiva en grupo, con excepción de la competición profesional o semiprofesional. También queda prohibida la asistencia a eventos deportivos. Sin embargo, sí se podrán realizar los cursos o actividades programadas en gimnasios, clubes deportivos, piscinas y polideportivos, siempre que se realicen con mascarilla, en grupos máximos de seis personas y con un aforo máximo del 40%.

Todas estas medidas profundizan en las ya adoptadas el pasado 26 de octubre, ya que Euskadi mantiene el confinamiento perimetral de la comunidad y la limitación de movilidad en sus localidades, así como la prohibición de las reuniones sociales de más de seis personas en lugares públicos y privados.

A partir de mañana también deberán cerrar los establecimientos y locales de juego y apuestas. Además, se fijará el horario máximo de salida del transporte público a las 22.30 horas, exceptuando taxis o vehículos con conductor.

Aunque el Gobierno vasco evaluará cada quince días el efecto de estas medidas, el Ejecutivo pretende que se mantengan en vigor todo el mes de noviembre para ver si logra hacer descender la curva.

Cada quince días se evaluará el efecto de las nuevas restricciones en la evolución de la pandemia, y a final de noviembre, se estudiará si deben mantenerse o si se desactivan progresivamente en caso de que se logre una curva descendente en los contagios.

Medidas (PDF 146KB)